16 de March del 2017

Consejos para comprar en tiendas de segunda mano

Los expertos del shopping seguro que no necesitan leer esto porque ya saben estos trucos y cincuenta más. Pero aquellos que estén empezando a interesarse por las compras de ropa de segunda mano tal vez puedan sentar las bases de cómo realizar este tipo de compras.

Algunos de los apuntes son únicos de este tipo de compras y otros se pueden aplicar a todas.

-          Vete con tiempo: las tiendas de segunda mano suelen tener mucho stock. Las prendas son únicas, por eso hay que buscar percha por percha los pequeños tesoros que haya. Esto requiere más tiempo de lo normal en una tienda al uso así que vete con paciencia y ganas de investigar.

También te animo a que preguntes a las dependientas. En estas tiendas, como en el caso de Il Grifone, las dependientas están al tanto de todas las novedades, se conocen la tienda y el stock muy bien. Además, tienen muy buen ojo con las tallas y suelen acertar en el estilo que buscamos con pocos datos que les demos.

-          Analiza bien la prenda: las prendas de segunda mano están usadas y pueden tener alguna muestra del paso del tiempo. Hay que mirar bien si la prenda que queremos la tiene y, si es así, pensar si nos interesa de todos modos. Al final hacer un balance entre precio, tara y posibilidades de uso son las variables a analizar para saber si compramos o no.

-          Pregunta por facilidades para arreglos: las tiendas de segunda mano suelen ofrecer la posibilidad de arreglar la ropa que seleccionemos. Il Grifone, por ejemplo, trabaja con una costurera de confianza que ha demostrado poder encargarse de los arreglos más sencillos a los más complejos.

La posibilidad de arreglar una prenda exclusiva para adaptarla a nuestras necesidades es una opción válida que puede dar buenos resultados a la larga con el uso de las prendas.

-          Prueba todo lo que te guste (aunque no sea tu talla) las tiendas de segunda mano cuentan con marcas muy diferentes y esto puedo provocar confusión a la hora de saber qué prendas nos sientan bien. Por una parte, los patrones serán distintos así que una 38 en una marca puede ser de diferentes medidas a la 38 de otra casa. Además, no todas las marcas usan el mismo sistema de medición, suelen hacer distinciones según el país de origen de la marca. Es cierto que este último caso cada vez pasa menos porque las etiquetas tienden a poner la talla en varios formatos pero aun así sigue pasando.

¿Necesitas algún motivo más para probar todo lo que te guste cuando estés en una tienda de segunda mano?